Contacto


Imagen en reemplazo de flash












A donde voy
del 15 al 31 de Julio
Viernes 15 de julio
Sabado 16 de julio
Domingo 17 de julio
Lunes 18 de julio
Martes 19 de julio
Miercoles 20 de julio
Jueves 21 de julio
Viernes 22 de julio
Sabado 23 de julio
Domingo 24 de julio
Lunes 25 de julio
Martes 26 de julio
Miercoles 27 de julio
Jueves 28 de julio
Viernes 29 de julio
Sabado 30 de julio
Domingo 31 de julio

PUERTA DEL VINO

¿Habremus papas? 

Subía un buen día el rey moro
desde el puerto a La Alcazaba
cuando le paró un paisano
con una pregunta clara.
-¿Habremus papa?, Señor.
-¿Qué pregunta es esta? “Paisa”,
le contestó el rey Fernández.
-Digo, ¿que si habremus papa?
Es decir, si al fin sabremos
quien a partir de ahora manda;
porque llevamos seis meses
que entre pitos y entre flautas, 
de debates, de promesas,
de historias y de campañas,
no hemos salido de dudas
y esto nadie nos lo aclara.
Que si Pedro nos promete,
que si Pablo nos regala,
que si Alberto nos sugiere,
que si Mariano nos canta.
Que dicen las estadísticas
esas que jamas engañan
que está subiendo podemos,
que el pesoe está de baja,
que ciudadanos se queda
de momento en la estacada
y que el pepé, de los cuatro 
es la lista más votada.
Pero, en realidad sabemos
si por fin ¿Habremus papa?
O es la hora de los pactos, 
las uniones, las alianzas,
los cambalaches, los cambios.
¡Compro  y vendo! , ¡Toma y daca
Pues  si se juntan los “unos”
con los “otros”; suman actas.
Y si “aquestos” con “aquellos”
restan votos, suman lanzas.
Mas… ¿ Y si son  los “de allá”
los que con “de acá” pactaran?
-No sé, contestó el buen rey,
la cosa no está muy clara.
Es posible que de nuevas
volvamos a las andadas
y que dentro de tres meses
igual pregunta me hagas.
Y fuese dubitativo
camino de La Alcazaba
recitando aquellos versos
que cantara La Parrala:
el pesoe si, ciudadanos no.
podemos quien sabe, y el pepe ¡Ahí va, Dios!
Alicaído (El morisco deprimido)

Guia del ocio almeria
Poveda, la nueva dimensión del flamenco, cerró el 50º Festival de Almería E-Mail

Éxito de público en las últimas jornadas con Mercé, Tomatito y Yerbabuena en una misma noche

ImageNo hizo a los poetas ni se extendió en la copla, recorrió de la malagueña a la soleá por burlerías en más de dos horas y tuvo de parte a todo el público asistente, hasta a los que asistían a una cena en el Hotel Catedral  y cuando fue a su cambio de vestuario, allí dentro, se levantaron para fotografiarse con él “porque somos muy fans tuyos” declaró el artista en el escenario, por eso hacían aquello, con la música de fondo.

El testimonio icónico: la foto, ha existido siempre en todos los géneros, los fans desgarrados, enfebrecidos, o centrados en el plato, el aspecto social de ir a ver a para enseñarlo después… Lo inició Camarón, lo prosiguió Morente, lo centró Mercé y le ha dado una amplitud ya de tremendas dimensiones el barcelonés Miguel Poveda.

ImageY la gente que llenaba el recinto de la Plaza de la Catedral se sintió querida y se mostró entregada. Tras la malagueña, las alegrías, los mirabrás y la romera, engarzados, con ese ajuste de música que transita del dedo gordo del pie al último pelo de la frente, encrespado con gomina, que conmueve a cualquiera, y que cerró irguiéndose con brioso golpe de pecho al aire que hizo callar al tiempo  palmas,  rasgueo, y toque de percusión. Matemático.

Tangos, recuerdo a Manuel Molina,  seguiriyas, por donde se entregó a lo clásico y dolió por bajo, y un serial de burlerías lo mandaron al encuentro con los comensales.

Ya había aventurado que no iba a hacer lo que llevaba en el repertorio el pasado año y lo que esperaban especialmente las féminas, cuando al volver para la segunda parte se volvió a entregar a la ciudad que tanto quiere, y a la peña que tanto recuerda El Taranto, también por el tomate raf que allí se sirve, y a reconocer a sus compañeros de los carteles de los días anteriores, y a congratularse con la efeméride del aniversario y quizá por eso abrió esta rentrée con el taranto ‘Soy del reino de Almería’ que zambulló a la gente en la segunda parte también jonda. Tras unos largos tangos y tientos en los que dio muestra de su gracejo en el baile, el artista siguió con sus reconocimientos y homenajes, dedicando, como hiciera con cantes anteriores con Juan Carmona El Habichuela, la tanda de fandangos a Juana la del Revuelo que fallecía también el pasado mes de junio. Soleá y un fin de fiesta en que cantaron y sus palmeros Diego Montoya y Carlos Grilo cerraron una actuación donde el toque de Chicuelo, como desde hace veinte años, está en la pulsión perfecta, en el fraseo delicado o impulsivo, según requiera el górgoro en la boca de Poveda. La gente a la postre quería tocarlo a él. Un catalán satisfecho, gracioso y accesible. Un cantaor de masas que hace de sus convocatorias un acto social que trasciende al flamenco y a lo musical, una nueva dimensión, postmoderna, in, que inteligentemente Miguel Poveda ejerce, mantiene, alienta y administra, sabe que las tablas del escenario no siempre te dejan pisarlas igual, llega un día que se abarquillan.

Viernes completo 

La segunda cita grande del festival, en su cincuenta aniversario, tuvo lugar un día antes de lo de Poveda, el viernes 22 de julio, comparecían como el día de apertura toque, cante y baile, así dispuestos: Tomatito, José Mercé y Eva la Yerbabuena.
Abrió José Fernández Tomatito, el público entregado, volver a verlo en su tierra, se acompañó de su hijo José del Tomate, y de la voz de su hija Mari Ángeles -herederos que ya estuvieron días antes en el ciclo ‘Plazeando’-, Piraña en la percusión y Antonio Serrano en la armonía, ayudaron a desarrollar el repertorio, junto a la primera voz de Simón Román, en un recorrido que se basó en burlerías, como siempre se le espera, con fantasías con aires de tango y música flamenca  y en su conocido tema ‘Two much love theme’ que creara con Michael Camilo.
ImageJosé Mercé, que canta en casa cuando viene a Almería, abrió por malagueñas, en un recital largo que cerró a pie de escenario con una tanda larguísima de cuerpos de burlerías que desentrañaron toda la esencia de su tierra de 'nacencia', poniendo al público a sus pies, lo que fue consiguiendo, con su rajo cantaor en cada uno de los palos elegidos para comparecer en Almería, la soleás y la seguiriyas, imprescindibles para el aficionado cabal, y la rítmica gallarda de las alegrías que tan magistralmente interpreta. Para cerrar, la gente esperaba algo así, con su archiconocido tema ‘Aire’.
Eva la Yerababuena, la gran bailaora de los Ogíjares, con el toque de su esposo  Paco Jarana y el cante de  Enrique El Extremeño, José Valencia y Juan José Amado -uno de los mejores tercetos para cantar atrás-, abrió por seguirías que desentrañó parsimoniosa, sobria, dura. Cuplés por burlerías y letras clásicas para el baile, derrochando mantón en giros, revuelos, braceos en esa estampa tan clásica en garbo al abrir y tan desgarrada al replegarse. Su actuación supuso un broche de oro artístico de altura a esa noche penúltima.
El Ayuntamiento, oficialmente, a través de la Concejala de Cultura, Ana Martínez Labella, entregó cuatro cerámicas mención-recuerdo de la efeméride, a Josele padre, a Tomatito y a José Mercé, junto a la del presidente de El Taranto, Rafael Morales. El promotor musical, que durante casi cuatro lustros coordinó el festival, Alejandro Reyes Domene, no acudió a recoger su distinción, del mismo tipo que la de los artistas y el peñista
                                                   Luis G. Yepes 

 
Un aforo entregadísimo da la bienvenida a ‘Sorroche, la madrugá flamenca de Almería’ E-Mail

Cantaor y autor correspondieron emocionados a la acogida de la obra que ya está en todas las librerías

ImageUna salva de aplausos cerrada, emotiva, tanto que provocó en el cantaor homenajeado el decir: “ya está bien” concluía, antes de la firma de libros -que se alargó casi una hora-, la presentación del libro ‘Sorroche, la madruga flamenca de Almería’, en el Patio de Luces de la Diputación de Almería.
El autor, Luis García Yepes, coordinador de Ondeando, tuvo unas palabras sobre la confección de la obra, recordando el planteamiento al protagonista, el desarrollo de las entrevistas, las ideas claras en cuanto a portada, autor del epílogo y estampa final en prosa, y la alegría de presentar “mi primera obra periodística compacta en mis veintitantos años de carrera profesional”, en lo que abundaría después.
El vicepresidente segundo de Diputación, Ángel Escobar abrió el acto destacando que este libro recoge las vivencias, historias y momentos para una persona muy relevante que: “Es historia viva de la provincia y del flamenco. Un almeriense que ha conseguido ser profeta en su tierra alzándose merecedor de la Medalla de Oro de Andalucía y el Escudo de Oro de la provincia, de Almería”. Respecto al autor, argumentó escobar que “hayas sido capaz de colocar al artista en el lugar que se merece”.
El coordinador del Instituto de Estudios Almerienses, órgano dependiente de Diputación que la edita, Francisco Alonso, aseveró: “Desde el IEA no se suelen publicar biografías, pero el formato original que propuso García Yepes no se podía rechazar. Se trata de una biografía a través de conversaciones y confesiones entre un amigo y Pepe. Una obra que recoge momentos, opiniones, pensamientos e impresiones que se convierten en la propia esencia del artista”.

Palabras del autor 

ImageGarcía Yepes por su parte, en una alocución que duró unos doce minutos, y que mantuvo al público absorto, argumentó: “Hacer las memorias de Pepe, como otras tantas cosas en mi vida periodística, han sido un deber autoimpuesto. Alguien por el que siento una gran admiración como artista y como persona; no sólo por su arte, sino por sus maneras, su socarronería y su saber estar. Pepe es, sin duda el cantaor más representativo de Almería”.
Desentrañó el autor también algunos gajes del oficio, como que tenía clara la primera pregunta con que arrancar la obra, que que el género de la entrevista “o a la tercera respuesta da un titular, o es difícil enderezar la entrevista”, para concluir en este aspecto que las 180 páginas de ‘Sorroche, la madruga flamenca de Almería’ está llena de “revelaciones, que es el grado sumo de declaraciones, lo que realmente ofrece un titular, y el libro tiene para sacar decenas de titulares”.
Finalizó García Yepes con una declaración de intenciones dirigiéndose a Sorroche y el auditorio: “Pepe, este es el libro del que te hablé. Querido público, quiero que sepan que en casi toda mi carrera profesional ha habido una constante: Almería. En el fondo, en el horizonte Almería, y en la orilla yo, para acercarme, entrometerme, conocerla y explicarla, he hecho, de la orilla al fondo, cada día, esa travesía valiéndome del oficio en el que creo y al que sirvo”. Despertando cerrados aplausos.
ImageEl protagonista por su parte  tuvo unas brevísimas palabras en la mesa, se guardó para su cante, agradeció la presencia a todos los asistentes y el trabajo de Luis García Yepes que ha hecho de “historiador, investigador, periodista y biógrafo”. Asimismo se ha mostrado orgulloso de que amigos como Tico Medina o Antonio Sevillano hayan plasmado en el libro el prólogo y el epílogo.
Finalizó el acto con con música flamenca, como correspondía, Ana Mar García interpretó los míticos tangos que Pepe dedicara al malogrado Javier Verdejo: ‘En la brisa huyendo’ que despertaron grandes aplausos, Niño de las Cuevas ‘las cadenas’ del segundo disco de Sorroche, y el propio cantaor con la guitarra y violín de los anteriores, más una segunda guitarra de Antonio de Quero hizo el Fandango de Almería, cante popular que aflamencara en 1978 con lo que cogieron una nueva forma para el legado musical almeriense, y los conocidos tarantos que en su voz toman un sabor añejo y especial. El público se entregó en pie a su homenaje.
La obra ‘Sorroche, la madrugá flamenca de Almería’, que se vendió en el propio acto y que distribuye ‘Dogma Libros’ ya se encuentra en todas las librerías de Almería y Granada.
Image 

 
El Patio de Luces de Diputación acoge este viernes la presentación de las memorias de Sorroche E-Mail

La obra que edita el Instituto de Estudios Almerienses se debe a Luis García Yepes 

ImageLos almerienses, los aficionados al flamenco y los seguidores del cantaor José Sorroche tienen este viernes día 22 de julio una cita ineludible en el Patio de Luces. A las 20.00 horas se celebrará la presentación de la obra memorística ‘Sorroche, la madrugá flamenca de Almería’. Un trabajo del periodista Luis García Yepes que ha sido editado por el Instituto de Estudios Almerienses.
El protagonista de la obra, desarrollada en 180 páginas a modo de entrevista con entradillas noveladas en 14 capítulos, desvela los entresijos de su vida, del flamenco en la provincia y su relación con los intérpretes más granados del género en más de medio siglo del pasado y los tres lustros del que vivimos.
 Nacido en octubre de 1942, a la edad de diez años Pepe Sorroche comenzó a cantar en Coros y Danzas, creando posteriormente el grupo Los Jilgueros, desarrollando su labor en el flamenco desde muy joven, para lo que supuso un aldabonazo el ganar el primer premio por malagueñas y cantes mineros y ser finalista por soleá en la quinta edición del Concurso Nacional de Córdoba, el mismo que ganó aquel año en el apartado de guitarra Paco de Lucía.1968.
A raíz de ese premio Pepe Sorroche empezó a grabar, de ahí sus tres discos primeros y el disco homenaje ‘Memoria y Luz’ que le editó Diputación en 2003. Además de haber registrado su voz en distintos cantes en casi una decena de antologías. Consiguiendo con su primera incursión discográfica ser premiado por la Cátedra de Flamencología de Jerez.
ImageSu labor jonda atraviesa desde los fines de las óperas flamencas y espectáculos de variedades con el también almeriense Manolo de la Ribera, al nacimiento de los festivales flamencos en toda la geografía andaluza y  su amistad con Antonio Mairena, el encuentro con Fosforito, el incipiente nacimiento de Menese, la admiración por  Enrique Morente y otras  intervenciones aledañas como la que se propició con Ringo Starr en Almería.
Su labor como recreador de los estilos almerienses: taranto, taranta, fandanguillo y petenera le han valido el reconocimiento por distintas instituciones. La Diputación le entregó el Escudo de Oro en 2003 y unos años antes la Medalla de Oro de Andalucía por la Junta, además de poseer una calle rotulada con su nombre en la ciudad de Almería, donde nació.
Toda una vida se desentraña en el libro que presenta el IEA, a modo de entrevista larga con profusión de imágenes. Obra que se abre con las enjundiosas y precisas palabras para autor y protagonista del veterano periodista y memorialista Tico Medina, y se cierra con el epílogo del historiador y crítico flamenco Antonio Sevillano, gran conocedor del biografiado. Entre tanto Sorroche confidencia a García Yepes logros, anécdotas, viajes, encuentros, desencuentros, asombros, reconocimientos, conquistas y pérdidas; una historia viva, pura y sin remilgos.

El autor, la bienvenida y la conclusión

ImageEl autor, Luis García Yepes, nació en Almería  en 1973, ejerce el periodismo desde los dieciocho años, sus reportajes, entrevistas, crónicas y artículos de opinión se han publicado en distintos medios escritos, aunque también ha hecho incursiones en radio y televisión.
Ha sido redactor de los periódicos La Crónica e Ideal, y colaborador de Telesol, Canal 28 y las revistas Foco Sur y Rayuela.
En sus muchos años de profesión la actualidad social, del ámbito de la cultura y  el espectáculo han sido su especialidad,  ha presentado decenas de festivales flamencos. firmado libretos para discos, y dictado conferencias y charlas sobre la historia y la actualidad del flamenco para público iniciado y en el ámbito escolar.
Desde 2008 coordina la revista de Ocio y Cultura Ondeando que cada mes da información puntual sobre todas las actividades lúdicas, recreativas y culturales de la provincia de Almería.
Sociedad, cultura y espectáculos han sido los temas más recurrentes en su ejercicio profesional, que paralizó para dedicarse a  la animación sociocultural, su otra vocación, a principios del 2000.
Aficionado a la pintura, que a veces ejerce, al flamenco, los toros y la literatura,  ha publicado dos relatos ficción: ‘Al final de él’ y ‘La navaja heredada’. Es miembro de la Federación Internacional de Periodista y del Centro Español de Derechos Reprográficos. Y ha ejercido su labor profesional en Almería y Málaga.
ImageGuardan la obra, por delante y por detrás dos de las firmas más significativas para el género y el tema que nos ocupa. La abren a modo de prólogo las palabras del incombustible cronista Tico Medina, que ha trabajado durante más de sesenta años en todos los medios de comunicación, especialmente en los inicios de TVE, Hola, diario Pueblo y ABC, quien tiene en su haber más de una decena de memorias y biografías: las de Julio Iglesias, El Cordobés, Antony Quinn y la más popular en ventas las que dedicó a Lola Flores, más de nueve ediciones, bajo el título ‘Lola, en carne viva’.
ImageEl epílogo de ‘Sorroche, la madrugá flamenca de Almería’ lo firma un gran conocedor del protagonista y el autor, el historiador y crítico flamenco Antonio Sevillano, autor entre otros trabajos del libro ‘Almería por Tarantas’, de la enciclopedia ‘Historia del Flamenco’ de la editorial Tartessos, ponente, presentador y comunicador en decenas de congresos de este género musical.

La obra ilustrada

ImageEs Pepe Sorroche el cantaor almeriense de más larga trayectoria, el más representativo de Almería en la segunda mitad del pasado siglo, y, además, el entusiasta mentor de los nuevos artistas del género flamenco provincial, en los tres lustros del que vivimos.
Su curiosidad incansable y sus vivencias le hacen poseedor de la herencia de los mejores intérpretes de los cantes mineros y, por su paso por Educación y Descanso desde chiquillo, el más fiel intérprete del acervo popular de Almería: el fandango y la petenera bailables
Implicado  en la mítica peña ‘Los Tempranos’, participó en la fundación de ‘El Taranto’, la segunda peña más antigua de España y ‘El Morato’ dedicada a uno de los más insignes taranteros.
Las materias a tratar en el trabajo que nos ocupa se centran en la labor vocal y musical que  se inició con el trio Los Jilgueros, donde con diecinueve años tuvo ocasión de grabar dos discos en Belter, hasta la actualidad, con sus interpretaciones en  peñas, fiestas privadas, concursos, discos, conferencias ilustradas y festivales.
Su vida artística atraviesa desde los fines de las óperas flamencas y espectáculos de variedades con el también almeriense Manolo de la Ribera, al nacimiento de los festivales flamencos en toda la geografía andaluza y  su amistad con Antonio Mairena, el encuentro con Fosforito, el incipiente nacimiento de Meneses, la admiración por  Enrique Morente y otras  intervenciones aledañas como la que se propició con Ringo Starr en Almería.
Su discografía, la más extensa de cualquier intérprete flamenco de Almería, se salda con quince trabajos entre propios, colaboraciones, antologías y grabaciones homenaje; lo que nació a raíz de ganar el primer premio por malagueñas y cantes mineros y ser finalista por soleá en la quinta edición del Concurso Nacional de Córdoba, el mismo que ganó en el apartado de guitarra Paco de Lucía.1968.
Las escuelas guitarrísticas andaluzas han acompañado sus intervenciones con representación de la de Jerez, con Parrilla; Almería con los clásicos  maestro Amate o Richoli y de duende como la de Tomatito o Pedro El Funde; Granada, con Juan y Pepe Hacichuela, o Cádiz con Paco de la Isla. Sorroche ha demostrado sobradamente su finísimo oído que ya con diez años le detectó Gabriel Amate en su primera actuación ante público.

Letras y discografía 

Reconocido creador de letras desde sus primeros pasos en el flamenco, ha sido reconocido y tiene registradas en discos y en la SGAE varias composiciones, lo que alentaron su amistad con Antonio Murciano, Manuel del Águila, Ruiz de Padilla, Alfonso López y Domingo Nicolás entre otros.
Su afición a toda manifestación flamenca le llevó a crear los grupos  Zambra y Jara donde ha interpretado al baile su hija Lucía Sorroche y han participado los guitarristas Niño de la Manola, Niño de Las Cuevas, el flautista Pedro Caro, el cajista Salvador Martos o la profesora de violoncelo Pheifer, con quien compartió trabajo como profesor de cante para el baile en el Real Conservatorio de Música de Almería. Desde el grupo Jara nació el espectáculo ‘Tierra sin sombra’ que dio origen al disco ‘Memoria y luz’, título que homenajea al insigne poeta orensano residente en Almería José Ángel Valente.
Numerosas intervenciones en TVE y Canal Sur, así como la grabación de la película ‘Contra el viento’ le reconocen su mérito y conocimiento, que ha desarrollado radiofónicamente en Cadena Rato y Antena Tres. Los tratados de flamenco que se editan en España refieren en lugar destacado su figura, entre ellos la Enciclopedia ‘Historia del Flamenco’ de la editorial Tartesos.
Su vida ambientada en un primer momento en La Barraquilla del Mercado Central, que regentaba la familia, le ha hecho conocedor de toda clase de personajes almerienses. Los caminos de su opción de reconocerse cantaor pero no artista le han mantenido anclado al terruño donde ha regentado diferentes negocios y ha desarrollado en distintas épocas su afición a la canaricultura y la pesca. Premio de la Cátedra de Flamencología de Jerez, de la que es miembro, Medalla de Andalucía, Escudo de Oro de la Provincia y una calle a su nombre en su ciudad natal, Almería, atestiguan su significación.
Pepe Sorroche, nacido en octubre de 1942 prodiga su conocimiento a todos aquellos que muestran interés, no en vano ha sido afable y abierto a las nuevas voces, hoy laureadas como Rocío Segura o María José Pérez.
La obra memorística desarrollada esencialmente a modo de entrevista, en el esquema clásico de pregunta-respuesta, desentraña toda una vida llena de logros, anécdotas, viajes, encuentros, desencuentros, asombros, reconocimientos, conquistas y pérdidas, haciendo desfilar con su voz, tan almeriense, a un gran número de personas que por una u otra razón el tiempo los hizo caminar juntos en un escenario anclado y transmutado que se llama Almería.
Con un estilo a tres voces, donde el narrador omnisciente sitúa el tiempo en que se desarrolla la memoria, y anticipa parte de los asuntos vertidos por el protagonista a preguntas del periodista; el libro presenta una historia viva, pura, sin remilgos. Una remembranza que atiende a lo que el insigne escritor García Márquez advertía  en sus propias memorias: “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”.

 
Silencio sepulcral para la guitarra de Niño Josele y alboroto en los desplantes de Farruquito E-Mail

El Festival Flamenco cumple sus primeros días con nivel artístico y ninguna gran afluencia 

ImageLa gente aguantó, algo cansada, hasta las dos y pico de la madrugada, en que Farruquito y su hijo salían miméticos, abriendo el pequeño la línea jacarandosa de artistas que se iban camino de los camerinos. Era la noche del día de la Virgen del Carmen, el 16 de julio, primera del festival.
Había abierto Niño Josele en concierto, en solitario con sus armonías y pulgar privilegiado en dos fantasías, una que recordó a los sones de ‘Copla’ de su añorado Paco de Lucía, tangos, bulerías, dieron paso a unas formas estéticas encaminadas hacia terrenos alejados del flamenco, especialmente con la entrada en escena de su hijo, José Heredia, avenido al piano, quien con teclados y tonos atmosféricos fue haciendo la llamada al toque, poniendo acentos conjuntos en los momentos altos de la interpretación. Hicieron los cantes para algunos de los temas los almerienses Cristo Heredia, Edu García y Antonio El Genial, y estuvo preciosista en la percusión Johnny Cortés.
Consiguió Niño Josele, congraciado con su tierra y con su gente, un silencio sepulcral en su más de hora y media de actuación, un aliento perfecto para introducir la primera noche de los carteles grandes.
Compareció el cante de Arcángel, con esas voces tan bien timbradas de Los Mellis en los coros y el toque ajustado y vistoso en las falsetas del maestro granadino Miguel Angel Cortés, su ‘partenaire' asiduo. Abrió por unas malagueñas larguísimas, lo que repitió en las soleas y seguiríyas, donde pellizcó más el cante, igual que derramó con gusto ajustado en los fandangos de Huelva, recorriendo estos estilos a ‘tono parao’ más el buen serial de tangos ‘En la plaza Alta’. Fue tan largo haciendo tantos cuerpos de letra por cada palo que rallaba el reloj del campanario de la Catedral la una de la madrugada, cuando el personal técnico reacomodaba monitores y micrófonos para el acompañamiento de Farruquito. Había empezado la cosa a las diez.
Juan Manuel Fernández Montoya dejó a sus cantaores Pepe de Pura y Antonio Villar que le dieran la entrada por alegrías, presentándose con un terno gris marengo y chaleco claro para con el temple de la casa, con el marcaje del quiebro del alma espiritual y la materia enjuta que es su cuerpo, con eso: ir abriendo brazos, destapiilando la síncopa, escobillando sin exceso, para revolverse galano hasta ese ademán único que le deja caer a espaldas, pecho al éter, hasta que vuelve a empezar. Y ahí ya se presenta al centro, figurín, y desenfunda la chaqueta con los forros de charol granate y se pone en la corbata del escenario para el aplauso, cerrado, espontáneo y largo que vino antecedido por decenas de oles al unísono, y deja al público como si se le hubiera aparecido...
De la galanura inicial tras dejar a sus acompañantes con la guitarra de Román Vicenti y la percusión de Polito derrochando tangos de graná, volvió Farruquito a la sobriedad pura y dura de la soleá, su dechado de pies, su figura de manos hasta la axila de esquema anguloso, su claveteo de furia en la tabla, contrapunto de la sensación de elevación mística que deja  boquiabiertos a quienes le contemplaban.
Y quiso cerrar con sus compañeros, a quienes invitó a escena por burlerías, acudiendo los cantaores Cristo Heredia y Edu, los cabezas de cartel estaban ya servidos, y ahí salió el chiquillo, su hijo, el que había asomado desde el fondo del escenario antes de iniciar el padre la actuación, y se dejó esperar hasta que al golpe de la bulería vestido de blanco sacó el gracejo festero recorriendo escenario de punta a punta, desplantándose, un niño de medio metro, al que su progenitor salió al encuentro en el momento final, dando a todos la salida. La noche larga, cansina incluso, acabó alborozada con lo visto.

Preludio

Antecedieron a la primera noche del festival, la propuesta de Plazeando gratuita como parte del mismo, donde Montse Pérez interpretó tangos, soleá, taranta y bulerías, acompañada por la guitarra de Juan de Dios, abriendo plaza con gran aceptación. Rocío Segura, muy haciendo honor a su apellido recorrió soleá, granaínas, bulerías y fandangos finales con el acompañamiento de Patrocinio Hijo, y Tomás de María, profesor de baile que no se prodigaba desde hace tiempo en este quehacer ante público hizo dos bailes, uno por alegrías y acompañado por tres alumnas propias en el taranto que coreografiarla Carmen Amaya. Esta cita fue el viernes quince.
ImagePara dar cabida al taller que ha realizado Antonio Canales durante tres días en Almería se determinó que en la segunda-tercera cita de Plazeando (17 de julio) actuaron las alumnas de los dos grados de aprendizaje, y el propio bailaor sevillano, quien  absorbió tantos aplausos en la seguiriya que pergeño con fuerza de pies y vuelos de clown matizados por su gesto duro e impetuoso, como el joven bailaor Julio Ruiz, que se puso al frente de alegrías y mirabrás con el arrope de las alumnas de primer grado, que le antecedió. Abrieron estos números de baile por bulerías un cuerpo en veintena de chicas instruidas estos días por Canales.
El cante fue la segunda parte, María Canet, larga en el decir recorrió tangos granaínos, cartageneras, taranto, alegrías, malagueña-rondeña, burlerías y fandangos, larga también la intervención y Mari Ángeles Fernández hizo muy arropada de músicos, Kiki Cortiñas en este caso a la guitarra, y después por su hermano José del Tomate, algunos temas de su disco ‘Mírame’.

Contrapunto 

Todo el programa comenzó con la actuación ante la Escuela de Artes del bailaor catalán Alberto Ruiz, y proseguirá este jueves con el baile de La Rabota el día 21, llegando los platos fuertes, propios del 50 festival  de Almería con la muestra de las tres disciplinas jondas una vez más y en la voz de Mercé, la guitarra de Tomatito y el baile de Eva la Yerbabuena (viernes 22), correspondiendo el cierre el sábado 23 a Miguel Poveda.
Las entradas de público no han respondido a las expectativas creadas. En los días de pago, el cartel de Farruquito, Niño Josele y Arcángel unas 800 y en la jornada de Canales unas 500. El cambio de ubicación en fecha -de agosto a julio lo que se ha de aquilatar-, los cambios extemporáneos de ubicación, y el planteamiento de difusión, no responden a una onomástica que se llevaba preparando varios meses. 
                                                                                                                                                                                   Luis García Yepes 

 


 
Luis García Yepes escribe las memoria de Sorroche E-Mail

El libro editado por el IEA se presenta este viernes 22 en Diputación

Image‘Sorroche, la madruga flamenca de Almería’ es el título de las memorias que sobre el cantaor almeriense ha escrito el coordinador de Ondeando Luis García  Yepes, obra que editada por el Instituto de Estudios Almerienses (IEA) se presentará el próximo viernes 22 de julio a las 20 h. en el Patio de Luces de Diputación.
García Yepes, dedicado al periodismo desde los dieciocho años, ha desarrollado un trabajo  de ‘Memorias Contadas’, subtítulo de la obra, en 180 páginas y 14 capítulos a modo de entrevista que se abren con una prosa novelada, en ellos Pepe Sorroche desvela los entresijos de su vida, del flamenco en la provincia y su relación con los intérpretes más granados del género en más de medio siglo del pasado y los tres lustros del que vivimos.

Nacido en octubre de 1942, a la edad de diez años Pepe Sorroche comenzó a cantar en Coros y Danzas, creando posteriormente el grupo Los Jilgueros, y desarrollando su labor en el flamenco desde muy joven, para lo que supuso un aldabonazo el ganar el primer premio por malagueñas y cantes mineros y ser finalista por soleá en la quinta edición del Concurso Nacional de Córdoba, el mismo que ganó aquel año, en el apartado de guitarra, Paco de Lucía.1968.

A raíz de ese premio Pepe Sorroche empezó a grabar, de ahí sus tres discos primeros y el disco homenaje ‘Memoria y Luz’ que le editó Diputación en 2003. Además de haber registrado su voz en distintos cantes en casi una decena de antologías. Consiguiendo con su primera incursión discográfica ser premiado por la Cátedra de Flamencología de Jerez.

Su vida jonda atraviesa desde los fines de las óperas flamencas y espectáculos de variedades con el también almeriense Manolo de la Ribera, al nacimiento de los festivales flamencos en toda la geografía andaluza y  su amistad con Antonio Mairena, el encuentro con Fosforito, el incipiente nacimiento de Menese, la admiración por  Enrique Morente y otras  intervenciones aledañas como la que se propició con Ringo Starr en Almería.

ImageSu labor como recreador de los estilos almerienses: taranto, taranta, fandanguillo y petenera le han valido el reconocimiento por distintas instituciones. La Diputación le entregó el Escudo de Oro en 2003 y unos años antes la Medalla de Oro de Andalucía por la Junta, además de poseer una calle rotulada con su nombre en la ciudad de Almería, donde nació.

Toda una vida se desentraña en el libro que presenta el IEA, a modo de entrevista larga con profusión de imágenes. Obra que se abre con las enjundiosas y precisas palabras para autor y protagonista del veterano periodista y memorialista Tico Medina, y se cierra con el epílogo del historiador y crítico flamenco Antonio Sevillano, gran conocedor del biografiado. Entre tanto Sorroche confidencia a García Yepes logros, anécdotas, viajes, encuentros, desencuentros, asombros, reconocimientos, conquistas y pérdidas; una historia viva, pura y sin remilgos.

Esta es la primera obra íntegra que se dedica a la vida de un intérprete flamenco de la provincia de Almería, y sucede a otras pocas basadas en personajes insignes o singulares de otros ámbitos de la Cultura.

 
Seis noches con los Clásicos en el Parque E-Mail
ImageEl programa que lleva desarrollándose doce años entorno a la música clásica y que se alienta por la Asociación Clásicos en el Parque de Almería arranca este sábado día 16 con Cuartetos de Cuerda: obras de Haydn y Schubert, solistas de la OCAL en el Jardín Botánico de Rodalquilar, que acogerá varias de las propuestas.
Este programa que cuenta con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España a través de Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música, y por la Diputación Provincial de Almería, junto a Cajamar, Michelín y Parquenat S.C.A y la organización junto a la asociación del Ayuntamiento de Níjar, se viene perfilando desde su nacimiento como un fuerte dentro de la programación cultural de la zona para vecinos y visitantes que en estas fechas cuadruplican la población de los distintos municipios, aunque se centra en Rodalquilar, con la singularidad etnográfica que tiene.
Desde la organización se ha afirmado que “este año hemos vuelto un poco a los orígenes con un programa de corte más clásico”, y como novedad se ha unido a los espacios tradicionales, el Vivero de Rodalquilar.

Programa

Los conciertos se sucederán de la siguiente forma: 16 de julio con Cuartetos de Cuerda: obras de Haydn y Schubert, solistas de la OCAL en el Jardín Botánico de Rodalquilar, el 21 de julio Un piano de cine: la quimera del oro de Charles Chaplin con Ricardo Casa al piano, el 23 de julio Beau Soir: música de siete siglos de la mano del jazz, el martes 26 de julio Recital de guitarra: obras de Tedesco, Granados, Rodrigo y Villa- Lobos, el 28 de julio Recital de piano: obras de Chopin, Albéniz y Ravel y por último el sábado 30 de julio Rita o el marido apaleado: ópera cómica de Gaetano Donizzeni.
Toas las citas darán comienzo a las diez y media de la noche, y cualquier duda o aclaración se salda en el 950 004 240.

 
La previsión de viento traslada el Festival a la Plaza de la Catedral E-Mail

Almería vivirá con Mercé, Poveda, Arcángel, Tomatito, Niño Josele, Farruquito y Yerbabuena, 50 años de veranos flamencos 

Image

Nota de última hora:

El Dios Eolo ha propiciado que el Festival Flameco de Almería en su 50 edición se celebre donde se anunció en primera instancia: La Plaza de la Catedral de Almería. Así que la actuación de hoy viernes 15 con Rocío Segura, Montse Pérez y Tomás de María se realizará en este emblemático enclave. Al igual que la de mañana sábado con Farruquito, Niño Joséle y Arcángel, y ya instalado el gran escenario y la sillería, todo el resto del Festival Flamenco que clausurará el próximo día 23 Miguel Poveda se desarrollará en este emblemático espacio de la ciudad de Almería.
Cabe destacarse que el cambio de ubicación inicial, al Mesón Gitano, hoy clausurado  para este evento por la previsión de fuerte viento durante toda el fin de semana, se debió a protestas de algunos vecinos y la curia diocesana, dándose la casualidad que en la fecha de inicio del festival, hoy viernes, la Iglesia Diocesana de Almería está de luto por el fallecimiento ayer jueves del padre del obispo de la diócesis: Adolfo González Montes, el salmantino Adolfo González Andrés, cuya misa de exequias será esta tarde de viernes 15, a las 18.00 h. en la Catedral de Almería.

......... 

Cuando la noche del 23 de julio los técnicos hayan bajado la columna de luces, el Festival Flamenco de Almería habrá cumplido cincuenta ediciones. Le pondrá el broche el cantaor más reputado del momento, Miguel Poveda, el que pasea las formas ortodoxas, a los poetas, a las ‘copleras’, los registros de voz de los clásicos y que además se ‘rebaila’. El valor seguro en el escenario y en la taquilla, el que se autofinancia y por todo eso se explica que sea el que repite respecto al año pasado y solo, como él pide.
ImagePero el evento que nació con aquel aire del flamenco de veraneo que inundó los sesenta y ha venidoresistiendo, aunque sin reinventarse, encuentra otros aderezos en su celebración de ahora: proyectando películas, incluyendo dos charlas, remetiendo trasnoches en asociaciones, integrando la cita divulgativa ‘Plazeando’ y repasando los lugares y artistas que lo han constituido con una exposición de carteles que buenos quebraderos de cabeza ha dado para encontrar los originales referentes.
El Festival Flamenco de Almería nació, como todos los de la baja Andalucía en los años sesenta, al empuje de la afición local y con el apoyo de los ayuntamientos que veían un aliciente para su oferta turística y una forma de contentar a la afición en el parón estival de las peñas que eran casi neonatas.
Lo recordó en las jornadas de divulgación del flamenco de Almería Calixto Sánchez, un nombre propio de los festivales que, según él, “también han dado mucho dinero a los cantaores”. Una invención que tuvo un nombre propio: Jesús Antonio Pulpón, el renombrado agente artístico que llevó los primeros años de estos eventos que se hacían casi en cada pueblo.

Inicios

ImageAlmería inauguró en 1967 ese evento dentro de los llama dos ‘Festivales de España’; comparecieron al cante Fosforito, Menese, Luis Caballero, Ranchal y Chocolate, este último probablemente el cantaor, hoy fallecido, que más veces se haya anunciado en nuestro festival. Los guitarristas, que entonces se asignaban en el propio evento, fueron Juan Habichuela y Pedro Peña, y el baile corrió a cargo de Farruco y Trini España con el cante de Curro Fernández, patriarca del cante trianero que unos años después con el grupo familiar, donde su hija Esperanza Fernández era una niña y bailaba, llegó por los pelos a su actuación anunciada porque se rompió la furgoneta en que venían y unos aficionados tuvieron que recogerlos.
Fue aquel festival inaugural en agosto, en Feria, que tuvo un segundo día con la bailaora granadina Mariquilla y la repetición del cante de Fosforito.
ImageEl festival solo ha variado en tantos años su duración y su ubicación hasta tres días, se ha introducido y sacado de Feria, según criterio momentáneo, ha ido dando sitio a la guitarra de concierto, y ha prescindido varios años de la manifestación del baile flamenco per se, por razones logísticas; sonada fue la suspensión de Rafael Campallo en los noventa por estar impracticable el escenario para el desarrollo de su labor después de actuar Niña Pastori.
Los enclaves han sido una turné: la Piscina Sindical (hoy el Ego), La Alcazaba, La Plaza Vieja o La Plaza de Toros, y este año para su consagración estrena la explanada del Mesón Gitano, tras anunciarse primero ante La Catedral.
El festival lo abrirán los artistas almerienses el 15 de julio y con entrada libre; Rocío Segura, Lámpara Minera 2001, y una clásica compartirá escenario con Montse Pérez, solvente voz que también ha acudido en algunas ocasiones, y que se verá, después de años sin hacerlo delante y en solitario al profesor de baile Tomás de María.
El día 16 el almeriense rehecho en Madrid, ‘Niño Josele’, ofrecerá su guitarra en concierto con su grupo habitual, poniendo la voz solista el onubense Arcángel en un brillante momento de su carrera, y el baile correrá a cargo del sevillano Juan Manuel Fernández Montoya ‘Farruquito’, adalid del baile racial y de tradición familiar.
ImageEl viernes 22 se compone un cartel también con las tres disciplinas más representativas del arte flamenco, en lo que ha tenido especial cuidado la confección del programa del aniversario, con el archiconocido ‘Tomatito’ en concierto, el más repetido guitarrista en el festival; José Mercé, la voz que puede con todo y que tiene disco reciente con temas de conocidos cantautores hispanos, y el baile de la ya clásica Eva la Yerbabuena, nacida en el granadino pueblo de los Ogíjares.
Cerrará, queda dicho, el incombustible Miguel Poveda, el cantaor de Sabadell, hecho andaluz por opción, valor seguro el día 23.
El Área de Cultura ha previsto que el primer día la entrada sea libre y los dos días siguientes con precios de 15, 25 y 30 euros, menos el de Poveda, que serán de 40, 30 y 20 euros; se ofrecen abonos con descuento.

Actividades gratuitas

La tercera edición de Plazeando se destinará al baile, ofreciendo el jueves 14 de julio la actuación de Alberto Ruiz en la Plaza Pablo Cazard y el jueves 21 el de la veterana María La Rabota en la Plaza Granero. Las trasnoches, gran novedad, conjugarán el cante del joven sevillano Juan Murube en La Guajira y el baile de la huercalense Inés de Inés en la Peña el Morato, los días 20 y 21 de julio respectivamente. Todas estas actividades tendrán un carácter gratuito.
Las noches del festival desde las 22.00 horas, Plazeando a las 21.00 horas y los trasnoches a las 22.30 horas.
Para los amantes de dos de las disciplinas más academicistas se ha realizado un programa en las que el veterano coreógrafo y bailaor trianero Antonio Canales impartirá tres días de clases en la Escuela Municipal de Música y Artes de Almería, para alumnos de niveles medio y avanzado de Danza Flamenca los días 15, 16 y 17 de julio. Actividad en la que colabora Indanza.
Los amantes de la guitarra podrán recibir clases de José Fernández Torres ‘Tomatito’ durante los días 20, 21 y 22 en una actividad que cuenta con el apoyo de la Universidad de Almería, dentro de sus Cursos de Verano, y de la peña flamenca El Taranto; serán clases magistrales donde intervendrán también como profesores su propio hijo y Antonio Luis López.

Niños, carteles y películas

El jueves 21 y de forma más lúdica se ha contemplado una actividad llamada ‘Flamenco en la calle para niños’ en la Plaza Pablo de la Catedral, a las 18.30 horas.
El Teatro Apolo acogerá tres documentales que desentrañan distintos secretos de la guitarra flamenca, un ciclo que se dedica a la figura de Paco de Lucía y que se inicia justamente con el titulado ‘Paco de Lucía. La Búsqueda’ el 18 de julio a las 21.15 horas. Le seguirá el día 19 el titulado ‘Flamenco de raíz’ sobre la antropología del flamenco tanto en el ámbito familiar como en el del espectáculo, y el ciclo se cerrará el miércoles 20 con ‘Tocaoras’, dedicada a las mujeres que instrumentan con la guitarra.
El Museo de la Guitarra Antonio de Torres es otro de los espacios que contribuirá a realzar los cincuenta años del festival, en este lugar con tres propuestas a modo de charla sobre tres aspectos muy importantes en la tradición flamenca de Almería. La inaugural: ‘Los cantes de Almería’ con Antonio Zapata y Alejandro Reyes el martes 19; la segunda programada para el miércoles 20 traerá al guitarrista y médico granadino José Manuel Cano quien tratará en genérico ‘La guitarra flamenca’, y se cerrará el jueves 21 con la titulada ‘La guitarra flamenca en Almería y sus principales protagonistas’ por Norberto Torres. Todas ellas darán comienzo a las 19.00 horas.
El Área de Cultura del Ayuntamiento ha introducido dos componentes más al programa general de forma extraordinaria, una serie de visitas guiadas que incluyen algunas peñas de Allmería y una ruta de la tapas flamencas.
La exposición con los carteles y/o folletos de los cuarenta y nueve festivales acaecidos y el programado se podrá visitar en los Aljibes Árabes hasta el 4 de septiembre.
En la presentación del 50 Festival, el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández Pacheco, destacó que el programa se ha ampliado porque la ocasión lo requiere: “Tener cincuenta años de historia no se consigue todos los días, ni tan siquiera esto lo tienen todas las ciudades. Estamos muy orgullosos de lo conseguido hasta ahora, pero este año va a ser algo especial, porque el momento lo requiere y por eso se han organizado diversidad de actividades para todos”.
 
La música antigua vuelve a Roquetas E-Mail
'Maremusicum’, el Festival de Música Antigua de Roquetas de Mar, vuelve un año más con todos los espectáculos en el Castillo de Santa Ana, desde el lunes 11 de julio.
El programa ofrece varias actuaciones:
Lunes 11 de julio, a las 21.30 h. ‘Luz y Norte’ de ‘Vea los ojos bellos’. Un espectáculo de música y literatura que celebra el Año Cervantes.
Martes 12 de julio, a las 21.30 h. Capilla Jerónimo de Carrión, basado en los maestros de capilla.
Miércoles 13 de julio, a las 21.30 h. será el turno de Emilio Villalba con ‘Canciones de amor medievales’ de capilla y trovadorescas.
Jueves 14, a las 21.30 h. Actuará ‘Armoniosi Concerti’ con la artista Mariví Blasco y dirigido por Juan Carlos Rivera, presentando su último trabajo discográfico. 
Viernes 15, a las 21.30 h. Eugéne Ferré ofrecerá un concierto del gran profesor bajo el título de ‘El laúd en la Italia del s. XVI’.
Sábado 16, a las 22.00 h. La Academia del Piacere ofrecerá ‘Rediscovering Spain: Fantasías y diferencias y glosas sobre música española en el siglo XVI y XVII’.
Domingo 17, a las 21.30 h. Será el turno para la Joven Orquesta Barroca y el Coro de la Escuela Municipal de Música y la Coral Polifónica de Roquetas. Dirigidos por Alejandro Torrente, cerrará el programa de conciertos.
 
Cuando nació el festival E-Mail
ImageLa consolidada afición satisfacía sus deseos ‘jondos’ gracias al tablao Manolo Manzanilla y a la ya decadente Ópera Flamenca: nutridas compañías lideradas por una o dos figuras, con la plaza de toros, teatro Cervantes y terrazas-cines de verano como escenario de sus espectáculos de cante, toque y baile. O bien a través de Festivales de España, en cuya programación ferial cada año incluían compañías de Danza Española con los más distinguidos de la época: Pilar López, Marienma, Antonio Ruiz, Vicente Escudero, Antonio Gades… Hasta 1967 en que inició su andadura el 1º Festival de Cante Hondo y 1º de Baile, en la Plaza Vieja -por estar la Alcazaba en obras de rehabilitación- y la peña El Taranto como entidad colaboradora.
El Consistorio, presidido por Guillermo Verdejo y Ángel Gómez Fuentes de concejal de Festejos, se miró en el espejo del pionero Potaje de Utrera (creado en 1957), al que cronológicamente siguieron: Arcos de la Frontera, Mairena del Alcor, Écija, Morón de la Frontera, Lebrija y, ya con la misma antigüedad que el nuestro, Marchena, Puente Genil, Jerez, La Puebla de Cazalla y, aunque nadie lo cite, ¡Adra!, con la pareja estelar Fosforito-Mariquilla, bisando el Festival de la capital. Prueba de la afición que comentábamos es que estos son los dos primeros de Andalucía oriental, avalados por el enorme éxito que cosechó el elenco que en otro lugar se publica, con lleno absoluto de la Plaza Vieja. Merced, además, a los precios asequibles que rigieron en taquilla: de 50 a 140 pesetas según el sector. Al año siguiente se incorporaría la modalidad de Guitarra.
                                                               Antonio Sevillano
 
Aquella voz, aquella noche E-Mail
No me gusta reeditarme, así que voy a hacer como que ando por casa e incumplo mi palabra.
De lo mucho que he escrito de los festivales de las dos últimas décadas, donde había que dar cuenta con los cinco sentidos al que no pudo ir; de las palabras bonitas de las presentaciones en directo, donde hay que dejarle el público ‘de parte’ al artista; de los amigos, los gestos, los duelos, los alumbramientos y los tragos. De la letra que había que ponerle a posteriori o por delante a la voz y al sonido y al aire y al sudor, este que se ha pensado mucho si escribir o no escribir este articulillo que es sólo medio, escribió por encargo hace unos años, porque volvía un nuevo festival: “Mi primer recuerdo del Festival Flamenco de Almería nos sitúa a mi padre y a mí en la calle Mariana, y a Antonio Núñez ‘Chocolate’ en una heladería que había en la misma comprando cucuruchos a un serial de gitanillos. Mi padre me dijo lo siguiente: “¡Ya verás esta noche! Ese es el único gitano que no canta por bulerías, pero, por lo demás, te va a impresionar su voz”, y ‘Chocolate’ cantó el último, creo, y puso la Plaza Vieja bocabajo”.
Cerraba el artículo: “Vuelve el Festival. Yo, entre franquear la puerta y sentarme en la silla, me acuerdo de mi padre y del tarantazo que hizo `Chocolate’. Después las letras y los ritmos y los taconeos nos meten en un ritual único, evocador y extraño”.
Los 50 años son un hecho que uno no sabe a quién atribuirle, como todas las cosas hermosas; cada festival pasa, se va, pero se queda. No tenía nada nuevo que decirles, el año que viene la edición 51, por lo pronto disfruten esta.
                                                                                                                   Luis García Yepes  

 
La Alcazaba cierra el ‘Siglo de Oro’ E-Mail
Tras varias representaciones y actuaciones musicales, el Teatro de Siglo de Oro, extendido a tres meses, cierra estos primeros días de julio en su escenario más apetecido y novedoso, la Alcazaba de Almería.
Las jornadas de cierre son este próximo viernes día 1 con la actuación de ‘Clásicos Cómicos’ de la compañía vallisoletana Teatro Corsario que pone en pie entremeses de burla con inicio de la función a las 22.00 h. y una entrada única de 15€.
El día 2 la programación se cierra con ‘La conquista de Jerusalén’, de Antiqua Escena que se con Juan Sanz y Miguel Ángel Corso, una obra de Miguel de Cervantes que la compañía ya ha representado en distintos lugares, incluido Almagro. La representación comenzará a las 22.00 h. y la entrada será única y de 15€.
Con estas dos representaciones se echa el cierre a las XXXIII Jornadas de Teatro del Siglo de Oro en un año decisivo donde se ha aumentado el número de representaciones y su distribución por la provincia, así como ha llegado a nuevos espacios, ha retomado el ciclo de conferencias para universitarios y ha dado un salto en el tiempo recorriendo tres meses. Está por ver la valoración técnica y de repercusión de público que se hará al cierre del mismo, y si ocupa el segundo o tercer lugar que conquistó dentro de los festivales teatrales de su género.

 

Slomby 

 

Las guías de Cabo de Gata-Níjar y Almería, gratis en la provincia

article thumbnail

Ya están en la calle las  nuevas guías Destino Almería, ofreciendo un recorrido extenso tanto por los enclaves más destacables del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar como de la ciudad de Almería, en la [ ... ]


Veinticinco banderas azules

Almería es la segunda provincia andaluza en número de banderas azules que otorga la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor, después de Cádiz que es la que tiene más distintivos de toda Anda [ ... ]


La atracción del castillo

La Alcazaba recibe 42.286 visitas este inviernoEl atractivo de La Alcazaba de Almería es grande, y así lo atestigua la contabilización del número de visitas que viene registrando en los últimos años, y que tu [ ... ]


Visitas guiadas agosto en Almería

Visitas municipales.Encuentro en la Plaza Viaja. Inscripciones previas en Oficina de Turismo en la propia plaza, tlf: 950 210 538. Precio visitas normales 2 €, con autobús o teatralizada 4 €.Sábado 1, a las 10:00 h. Alcazaba,  [ ... ]


El Patio de Los Naranjos acoge la Primera Gala del Turismo y Mediterráneo del Ayuntamiento de Almerí

article thumbnail


Se distinguirá a David Bisbal, Carlos Herrera, Isabel Borrego y ‘Booking’
El próximo jueves día 12 de junio, a partir de las 21.30 horas, en el Patio de los Naranjos de la Subdelegación de Defensa y durante la q [ ... ]


Grabación pública en el entorno monumental

El programa de actuaciones del Plan Urban en el Centro Histórico se ha presentado con un proyecto de instalación de cámaras de vídeo wifi en varios monumentos, no detallados. En directo y a través de internet desde  [ ... ]


Nuestra Alpujarra, en un manual

article thumbnail

A iniciativa de nuestra guía y SB Publicaciones ha visto la luz en los primeros días de primavera la guía manual ‘Alpujarra Viva Almería’, que se constituye como un recorrido por una veintena de pueblos de la c [ ... ]


Nuestros monumentos

Alcazaba.- C/ Almanzor, s/n. Tlf: 950 801 008 De martes a sábado de 9:00 a 18:30 h. (del 16-sep al 31-mar). Domingos y festivos de 10.00 a 17.00 h. Cerrado los lunes. Gratis para cualquier persona que quiera entrar.Catedral.- Plaza de la Cated [ ... ]


Rutas

article thumbnail

Parque Nicolás SalmerónEl Parque debe su nombre al presidente de la I República, Nicolás Salmerón y Alonso, del que hay un busto en el mismo. Arranca en la Avenida del Mar, hacia poniente, vía que da acceso [ ... ]


El monumento más señero: La Alcazaba

article thumbnail

 La Alcazaba es uno de los puntos de interés turístico más emblemáticos de Almería, junto a la Catedral. Es visible desde cualquier punto de la ciudad, sobre todo su imponente Torre del Homenaje. La entrada es  [ ... ]


La ciudad mediterránea

La ciudad de Almería pertenece al ámbito climático del Mediterráneo, su traza se estiende de Este a Oeste frente a la franja liltoral y su urbe inicial, casco histórico, discurre bajo la fortaleza, la Alcazaba, desd [ ... ]


Monumentos QR audiodescritos

article thumbnail

El Ayuntamiento de Almería, dentro de sus acciones de cara al turismo, ha colocado en 16 edificios singulares e históricos de Almería unos metacrilatos con códigos QR que llevarán a los poseedores de smartphones a l [ ... ]


Otros servicios

article thumbnail

Teléfonos de interés
Emergencias
 Emergencias Sanitarias  061  
 Hospital Provincial  950241455  
 Urgencias  950141699
 Telefono Unico de Emergencias  902 505 061
 
Cuerpos de Seguridad

&n [ ... ]



ETIQUETA NEGRA

Mamma Mía! 

Aún no tenía diez años cuando ‘Adiós Papá’ se colaba por la radio y mi padre maldecía una y otra vez a aquel chico que cantaba ‘consíguenos un poco de dinero más’. Lo cierto es que 25 años después Coque Malla sigue en activo, aunque sin colmar las listas de éxitos y sin Los Ronaldos, pero haciendo a mi juicio lo mejor de su carrera. Sus últimos trabajos ‘La hora de los gigantes’ (2009), ‘Termonclear’(2011) y ‘Mujeres’ (2014), han recibido el elogio de la crítica y el público. 

Cuando el telón se alzó una tarde de abril de 1999 en el Teatro Príncipe Eduardo de Londres para dar la primera representación de Mamma Mia!, los artífices del espectáculo pasaron un miedo mucho menor del habitual en estos trances para la gente de la escena, que cuando va a estrenar tiene el corazón tan al cabo de la boca que el aliento le huele a sangre. Aquellos no. Habían vendido con antelación un buen puñado de representaciones que prácticamente amortizaban la propuesta, tan grande era la expectación que había despertado esta idea sostenida por las mejores canciones del mayor grupo de música pop de todos los tiempos (los Beatles son otra cosa). El éxito del musical, a pesar de la liviana dramaturgia y la congruente pero ingenua puesta en escena, fue fulgurante -aún lo es-, y tanto avasallan las cifras desde entonces hasta ahora que aquí no diremos ni mú al respecto. ABBA sigue siendo la bomba, y no sólo a través de este musical que viene al Auditorio de Roquetas de Mar (siete funciones entre el 26 y el 29 de mayo) con Nina de nuevo al frente del reestreno español; el legendario cuarteto sueco supervive vendiendo música a la altura de los dioses más respetados, e incluso superándolos. Si ABBA regresara hoy a la escena, dejarían a los Rolling Stones en pañales (y no sólo por las devastadoras consecuencias del paso del tiempo entre los esfínteres de los componentes del grupo de Jagger que, hoy más que nunca, van con la lengua fuera). Para los fans de ABBA, Mamma Mia! es una deleitosa fiesta que celebra en directo los mayores hitos musicales del conjunto, y este valor quizá pesaría poco si no se tuviera en cuenta que sus seguidores abarcan varias generaciones, y hoy van los niños chicos con sus padres y abuelos a ver esta función o a las actuaciones de los numerosos grupos que les rinden homenaje en escenarios desde la Ceca hasta la Meca. Bueno, en la Meca no, maricón, que nos lapidan por alegres. 

Antonio Ruiz  










Amigos de la Alcazaba de Almería

MARTIN POLARIO
Damian Lago: 'pintura y comunicación no verbal'



Aviso Legal