La Concentración en la Plaza Vieja une a medio millar de almerienses

Representantes del mundo cultural, educativo y artístico se suman a la negativa al traslado del ‘Pingurucho’ y los ficus de la principal plaza de Almería

A las ocho y cuarto, en horario aún comercial, se estaba leyendo por parte de la profesora de Psicología de la UAL Inma Fernández el manifiesto elaborado por las dieciséis asociaciones que componen la Plataforma Plaza Vieja ante el medio millar de convocados a esa hora. Hacia las nueve, cuando el grupo en promoción para su actuación del viernes 18 en el Auditorio ‘Malabeando’ de forma “espontánea” se introducía en el espacio para promocionar esta actuación, aún llegaban algunos y se iban los que habían oído la proclama.
Los datos oficiales ofrecidos por la Policía Nacional aducían “algo más de quinientas personas” en la concentración ‘Salvemos la Plaza Vieja’, una decepción para algunos integrantes de los colectivos convocantes, y una advertencia de algún político que hablaba off the record “como no nos han dejado estar a los partidos·”, se refería a ser parte integrante de la plataforma.

Aniquilar la historia

El manifiesto declaró las intenciones de los convocantes, los congregados y las 19.000 firmas recogidas por la plataforma Change.org: “Decimos no a un diseño que quiere aniquilar la historia de una plaza que atesora mil años de vida, a que desaparezcan los árboles a cambio de toldos, a que el patrimonio de nuestra cultura pueda llevarse y traerse de un lugar a otro como pretenden hacer con el Pingurucho”.
Dejaba bien claros los motivos de la concentración y la recogida de firmas tanto a través de la plataforma virtual bajo el título de “No a la eliminación de los árboles de la Plaza Vieja”, como firmas en papel, para cuya recopilación en el acto de la tarde de este 17 de mayo había dos mesas: una en el arco por calle Mariana y otra desde la entrada por la calle Jovellanos.
Nadie quiso reconocerlo, pero las expectativas eran mayores en cuanto a la respuesta popular, lo evidenciaba la decena de voluntarios de orden ataviados con chalecos reflectantes, la cantidad de representantes apostados ante el Monumento a los Coloraos en la lectura. Los convocantes doblaban los datos de los cuerpos de seguridad.

Tambores espontáneos

Entre los asistentes muchas personas representativas de distintito ámbito, desde el que fuera jefe de protocolo más de dos décadas del propio Ayuntamiento: Alfredo Salvador, a los cómicos Calavera o Céspedes, los historiadores Sevillano, Cara, Gil Albarracín, Verdegay, Andújar; arquitectos como Eduardo Blanes, periodistas históricos como Antonio Grijalba, poetas como Germán Guirado o Raúl Quinto, músicos como Juanma Cidrón, artistas de escena como Manoli Sánchez, profesores universitarios de las más diversas materias, y por supuesto casi todos los ediles del PSOE y los dos de IU.
Hacia las nueve y cuarto, tras la ronda musical de los habituales de las mareas, especialmente la de Educación: Juan Sebastián Fernández, Manuel Pérez Sola, Emiliano y Jose. La gente se fue disolviendo de la Plaza Vieja, quedando en el aire el deseo del manifiesto leído “Queremos que se concluya de una vez la remodelación de la Plaza Vieja, sin que ello suponga la pérdida de nuestra identidad histórica y cultural. Progreso, sí. Modernidad, también, pero sin aniquilar los cimientos culturales e históricos de Almería”.
Ahora restarán para contrariar lo aprobado en pleno por el PP y C’s otras actividades no detalladas, aparte de la recogida de firmas que prosigue, las alegaciones al proyecto que ha ganado Ordaz y otras acciones de carácter jurídico que no se detallaron por los representantes sociales de la ‘Plataforma Plaza Vieja’, a quienes se unieron los jóvenes gauchos del espectáculo de percusión y danza que se dará en el Auditorio Maestro Padilla a 18 y 20 euros las entradas, según rezaba en las octavillas que se repartían compitiendo con las de la Plataforma para la Conmemoración del Segundo Centenario del Levantamiento de Los Coloraos, que también se abrían paso en el mismo acto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *