Miles de almerienses dan el último adiós a Gabriel en Diputación

Un rifirrafe con un cámara de televisión cierra una jornada cívica y de dolor que para muchos duró poco

Miles de personas han despedido a Gabriel desde las cinco de la tarde hasta las diez de la noche, un bullir de gente en las calles adyacentes a la Diputación y dispuestos dando vuelta a dos fila de ancho en sentido cruzado. No hay estimación. Muchísimos almerienses.
También acudieron a dar el pésame e hicieron declaraciones el ministro Zoido y la presidenta de la Junta: Díaz, además del padre de Mari Luz Cortés, la niña onubense asesinada hace una década.
Mucho dolor, llantos e impotencia embargaban a los presentes y a los padres del niño asesinado: Ángel Cruz y Patricia Ramírez, que estuvieron una hora antes de la apertura al ‘público’ con el féretro con los restos de su hijo y familiares y amigos.
Atendieron a todos los que llegaron a dar el pésame, y mostraron gran entereza, incluso teniendo que consolar a los visitantes en ocasiones.
Los políticos desplazados estuvieron las primeras horas del sepelio, además del alcalde de la ciudad, varios concejales, y el líder del PP Andaluz. Además de Gabriel Amat, presidente de la Diputación, que en todo momento estuvo presente en el patio, convertido en sala de velatorios.
La institución provincial, que ha comunicado la secuencia de actos a la prensa desde el día de la detección del cuerpo, no anunció hasta las 21.05 horas que la capilla se cerraba a las 22.00 horas. Esto provocó que mucha gente se quedara sin poder cumplir con su deseo, alrededor de doscientas personas solo a las diez se les decía que no podían pasar, ante su incredulidad al no llegarles la comunicación; fue el caso de Verónica Herrero Linares, que desplazada desde Tíjola tras salir de su trabajo comercial no pudo entrar al sepelio a depositar sus dos flores blancas y el dibujo de un pez, hecho por  un niño de la familia “Si, ¡qué voy a hacer!, lo dejo aquí, claro que me hubiera gustado entrar, he hecho cien kilómetros, no sabía cuándo cerraban”, contestaba con mucha prudencia a Ondeando tras entrelazar las flores en la reja de la puerta de Diputación que cerraron en su cara y en la de los otros doscientos apostados.
En los últimos momentos, y tras ampliarse un cuarto de hora el cierre del velatorio unos amigos de la familia, tras la insistencia de un cámara de TVE que ya tuvo un rifirrafe por la tarde al llegar el féretro, le increparon en el hall de Diputación “¡carroñero!”, según parece por su falta de pudor en los planos cortos al grabar la lágrima y la pena de los padres sin ningún miramiento, durante la ejecución de su trabajo (en el video de la anterior noticia de Ondeando se ve el rifirrafe de la tarde con este mismo cámara).
Se cerraba pues con un mal sabor de boca, como dijo muy en almeriense, pero de forma bastante inapropiada la jefa de prensa de Diputación: “¡con lo bonico que estaba saliendo todo!”.
La famila, que había planteado que estaría en el velatorio mientras aguantaran, abandonaba minutos después de las once el Palacio Provincial, tras una imagen casi bíblica, la de la madre arrodillada ante el féretro de su hijo.
El comunicado oficial de Diputación, que refresca que la misa funeral será este martes 13 a las 10.30 horas en la Catedral, aduce que “durante la jornada de mañana no se abrirá al público ni a los medios de comunicación”.
Se agradece también en el comunicado como apreciación de la familia: “las muestras de cariño que han recibido durante toda la tarde por parte de la sociedad almeriense, así como el respeto y el apoyo de los medios de comunicación durante la luctuosa jornada”.
Patricia Ramírez, madre del chico estrangulado Gabriel Cruz sigue pidiendo respeto y que se deje avanzar a la investigación, aparte de que “la bondad” no se convierta en revanchismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *